Guerras Eternas

El Universo de la Esencia a tu alcance.

Los Imperios.

L

os dos grandes Imperios existentes en GE lanzan millones de universos a la lucha pensando sólo en la aniquilación del otro.

Describir estos imperios sería tan inútil como si una hormiga intentase entender el infinito. Hay tantos universos infinitos que su número no se conoce, tantos campos de batalla que ya nadie se molesta en contarlos. En cada uno se mezclan dioses y demonios, naves y hechiceros, seres sobrenaturales y de todo tipo de guerreros. Por todo ello es difícil describirlos.

Empecemos por sus nombres. Escucha, soldado, si alguno de los dos Imperios tuvo alguna vez nombre ya nadie lo recuerda. Ahora se les conoce como el Imperio del Poder y el Imperio del Bien. Tú perteneces al segundo y tu deber es dedicar tu vida y ofrecer tu alma para que el Imperio del Bien venza.

Nadie en el Imperio conoce su extensión, cada reino o luchador sólo conoce un fragmento de la contienda alrededor del cual se mueve, vive y combate. A veces, se filtran leyendas de lejanos campos de batalla donde combaten los hermanos junto a los dioses, o donde el enemigo llega con fuerzas renovadas.

Ah, pero tú eres nuevo, te lo explicaré. La Esencia es el nombre que recibe todo lo existente, los billones de universos, planos y multiversos.

Mira noble luchador, esto ahora no importa, nada importa salvo la destrucción del rival. La próxima vez que luches no pierdas la concentración, un momento de distracción y todo lo que quieres puede ser destruido. No debes permitirlo.

Cumple las reglas, porque si no lo haces, tu enemigo tampoco las cumplirá, ¿Quieres que te explique las reglas? Muy bien, escucha; la única regla es aquella que lo rige todo, no hay reglas, mata o morirás, sobrevive o entrega tu vida, pero todo lo que hagas lo harás para que tu bando prevalezca.

Te hablaré ahora de tu futuro, lucha, muerte, destrucción y en tus momentos de descanso (que ya te aseguro que no serán muchos), aprovechar la vida al máximo pensando en la batalla de mañana.

Esto te aguarda, no tienes otra opción, ¡ah, sí! se me olvidaba, puedes retirarte de la vida de guerrero y luchar en una guerra distinta. Trabajando en una de las fábricas de armamento, como mensajero o como científico.

Pero esta vida es aburrida y no deja de ser peligrosa, o crees que alguno de los dos bandos respeta a los civiles. Iluso, olvida el respeto al enemigo, la caballerosidad o la piedad. No hay perdón para el perdedor, que la sangre corra por los campos, que la escoria llene el espacio y ruego porque estés en la próxima batalla, o mejor, lucha por sobrevivir hasta ella.

¡El Imperio vencerá!

Xortalander-I, comandante de la nave transplanetaria “Cazador”.


About these ads

julio 19, 2007 - Posted by | Guerras Eternas, La Esencia, Trasfondo

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: